La Fundación Mozilla decide no sólo acelerar su navegador, sino también, cambiar la frecuencia de lanzamiento de actualizaciones de este.

El anuncio se hizo en MozillaWiki, uniéndose al modelo en la política de actualizaciones de empresas como Microsoft y Google con sus respectivos navegadores.

La decisión viene tras el retraso que se produjo con la versión 4, la cual estuvo en desarrollo alrededor de 1 año, algo parecido a lo que ocurrió con Firefox 3.6. Gracias a esto, veremos la quinta (fines de junio) y sexta (agosto) versión del navegador este año.

Vía: islabit.com